Publicidad
Inicio » Opinión » Opinión

Opinión




Un punto de luz

Después de mi anterior artículo de opinión en esta revista, en el que cuestionaba la pasividad social de la gente de este país ante tanto despropósito económico-político, debo reconocer que a día de hoy llevo una alegría importante en el corazón desde que se activó el 15-M.

Ese día algo pasó de verdad, Madrid, Barcelona,  Valladolid… y muchas ciudades más que faltan, salieron por fin a la calle. Se ocuparon plazas, se creó un movimiento de protesta como no se veía desde la época de la transición democrática tras la muerte de Franco. Ya tocaba, realmente era necesario que la gente diera alguna muestra de descontento para mostrar el malestar que actualmente reina en nuestras calles, en nuestras casas, cabezas y corazones.

El movimiento de los INDIGNADOS,  ha dado un paso importante en busca de una luz al final del túnel oscuro en el que nos han hundido los macro poderes económicos, especuladores y explotadores que indecentemente protegidos por las clases políticas, han convertido lo que podía ser una sociedad del bienestar en una sociedad de incertidumbre, precariedad y pobreza.

Importante, muy importante es este primer paso hacia la luz, pero para que todo esto tenga sentido, no podemos permitir que esta luz se apague, todo lo contrario, debemos avivar esta brasa que ha nacido fruto de la indignación y la razón, convertir este pequeño rescoldo de fuego en una hoguera inmensa que desprenda tanta luz como para abrir los ojos  a toda la sociedad, y esa luz nos guíe a otro modelo social y político donde nuestras vidas no estén controladas por los designios de unos pocos poderosos a los que solo les importa el dinero y no la calidad de vida de la gente.

No quiero decir con esto que tengamos que empezar a quemar nada ni a nadie, como se hacía antiguamente cuando la gente aprovechaba las revueltas sociales para quemar iglesias y conventos. No, afortunadamente hoy día las nuevas generaciones parten de ideales como el respeto, la convivencia y la paz. Son precisamente estos ideales los que dan valor y sentido al movimiento, y deben ser el referente de todos nosotros, de todos  aquellos que creemos que un cambio es posible desde la vía del diálogo y la  presión pacifica pero contundente.

La manera de mantener y ampliar esta luz es simple: aumentemos la presencia, ayudemos a los acampados, seamos solidarios y comunicativos, expliquemos a todos los de nuestro entorno el cómo y el porque de todo esto, difundamos valores, actitudes y esperanzas. Quizás cuando la mayoría del pueblo  tome consciencia real de su poder, los políticos, banqueros y demás chorizos que han arrastrado a este país a la situación actual, tengan que cambiar de estilo, y empezar a crear un sistema bancario ético y unas políticas sociales justas y solidarias. – NO DEJÉIS QUE ESTA LUZ SE APAGUE, AVIVARLA -.

Deja un comentario

Publicidad

Juego Gratis del Día

MP3 de la semana

Feedback

Envíanos tus temas a través de nuestro DropBox en Soundcloud o mándanos un mail.Envíanos tus temas

© 2016 Popchild.com. All Rights Reserved.