Publicidad
Inicio » Conciertos, Música » Black Rebel Motorcycle Club

Black Rebel Motorcycle Club



Black Rebel Motorcycle Club Madrid
Black Rebel Motorcycle Club

La Riviera
Madrid 15.07.2014

El martes noche pudimos disfrutar en La Riviera de Madrid de uno de los mejores conciertos de rock de los últimos meses con la presencia de los californianos Black Rebel Motorcycle Club, una banda que con el tiempo ha sabido encontrar el equilibrio entre el ruidismo y la calma forjándose una personalidad como combo que les ha llevado a encontrar su sitio entre el público y a ganarse un buen número de fieles seguidores a lo largo de los años, aunque la media se encuentre entre la treintena-cuarentena, que fue la que les vio nacer con aquel inicial “B.R.M.C” (2001) al que siguió el también destacable “Take Them On, On Your Own” (2003). A día de hoy los americanos mezclan de manera armónica el rock más crudo con el shoegaze y el noise-pop, algo que queda patente en títulos más recientes como “Beat The Devil´s Tattoo” (2010) o el que nos venían a presentar esa noche, “Specter At The Feast”, su disco más reciente.

Los de San Francisco, abrieron el concierto con “Beat the Devil’s Tattoo” al que siguieron “Ain’t no Easy Way” y “Let the Day Begin” mientras aprovechaban para comentar que estaban muy contentos de estar en nuestro país, por el tipo de público que se encuentran aquí, y esas cosas que se dicen a veces no tenemos claro si de manera sincera o por puro protocolo. Dos temas seguidos sonaron a continuación pertenecientes a su último álbum, “Rival” y “Hate the Taste” que se encadenaron de modo potente para de repente en un giro repentino virar hacia sonidos más pesados y atmósferas más profundas con “Returning” y “Screaming Gun” para poner el punto y a parte con el álgido final de “White Palms” (de su disco de debut).

En el ecuador de la noche, Robert Been de manera despreocupada animó al público a acercarse al foso ya que para su gusto quedaba muy lejos del escenario, y ahí se desató la locura gracias a temas como “Conscience Killer” y “Teenage Disease”, aunque la promotora puedo respirar tranquila al ver que no se producían incidentes. Hubo gente subiendo y bajando del escenario haciendo el loco y abrazando a los componentes de la banda, hasta que decidieron volver a descender a las profundidades con temas más lentos como “Weight of the World” y “Lose Yourself”.

El concierto se cerraba con “Six Barrel Shotgun” y “Spread Your Love” y toda su potencia rockandrollera, pero cinco minutos después, las tres figuras volvían a aparecer en el escenario para regalarnos un bis que empezó con el solo de harmónica y guitarra a cargo de Peter Hayes que empalmaron con “Fault Line”, una versión acústica de “I Wanna be Sedated” en homenaje a Tommy Ramone y como punto final “Whatever Happened to My Rock and Roll” llegando al apoteosis entre los aplausos de un público que aún de camino a casa sentía el rock inyectado en sus entrañas, deseoso de una nueva ocasión no muy lejana en el tiempo.

Redacción: Joan Sánchez.

Archivo Música

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Deja un comentario

Publicidad

Juego Gratis del Día

© 2016 Popchild.com. All Rights Reserved.