Publicidad
Inicio » Destacados, Discos, Música » Blur- The Magic Whip

Blur- The Magic Whip

The Magic Whip - BlurDoce años han tenido que pasar para que una de las formaciones emblema de los noventa volviera a deleitarnos con la magia de sus canciones. Sus seguidores más fieles esperaban con ansia el reencuentro, esta vez en formato disco, ya que Coxon ya había hecho las paces con Albarn (su amigo desde la infancia) y el resto de la banda hará unos seis años, e incluso pudimos verlos en directo en festivales como Primavera Sound en 2013.

“The Magic Whip” nos devuelve esa magia, tal como reza el título, de los cuatro miembros del grupo tocando de nuevo juntos. Ensayando y grabando al unísono nuevas canciones, ésta vez surgidas en un reciente viaje a Hong Kong a raíz de la cancelación de la gira, momento que aprovecharon para encerrarse en el estudio de grabación donde acabaron de pulir las piezas que componen el álbum y que nos han ido entregando a cuenta gotas, tras una misteriosa rueda de prensa y unos curiosos y cuidados videoclips.

El octavo disco de Blur, recuperando a Stephen Street como productor, desprende un halo de la autenticidad que siempre les ha caracterizado, seas amante de su primera etapa o de la segunda, o de cualquiera de las dos. Los de Colchester han demostrado tener las ideas claras desde el principio y no tener miedo a la hora de experimentar/probar con nuevos sonidos, un riesgo que han asumido en más de una ocasión sin perder la compostura ni su marcada personalidad.

En este nuevo trabajo, el primero con Coxon a la guitarra desde “13″ (1999), descubrimos un paso más en su evolución. Aunque también alguna que otra mirada al pasado. El disco arranca con “Lonesome Street” que llega pisando fuerte y nos devuelve el sonido clásico de la banda. “New World Towers” como comprobamos en el título, viene influenciado por la postura política y social de Damon Albarn, también presente en su carrera en solitario y en “Think Tank” (2003). “Go out” es otro tema estrella y uno de los primeros sencillos, dónde cobran protagonismo tanto la guitarra como la linea de bajo de Alex James. “Ice Cream Man” hace uso de la electrónica para narrarnos escenas costumbristas, sin olvidar la crítica social de la que hablábamos antes. “Thought I Was a Spaceman” es el tema más largo del disco, con seis minutos de duración, se trata de una odisea espacial mezclada con tintineos orientales. “I Broadcast” nos devuelve de alguna forma a “Modern Life is rubbish” (1993), siendo uno de los temas más ruidosos, infecciosos y descarados del álbum.
Llegados a esta altura, muchos o dejaran de lado el disco, o bien sentirán curiosidad y seguirán adelante. A muchos otros simplemente les encantará lo que están escuchando y no les sorprenderá para nada que Blur hayan vuelto a hacer lo que les ha dado la gana, porque pueden y porque tienen las tablas y el carisma suficiente para ofrecer algo de calidad, te pueda gustar más o menos.
“My Terracotta Heart” es quizás uno de los pocos temas que habla de la relación entre los componentes de la banda y donde parece que la batería de Dave Rowntree adquiere también nuevas texturas. “There Are Too Many of Us” es una canción emblemática de los nuevos Blur tanto por su ritmo, semi militar, como por su letra de nuevo atacando al New World Order y haciendo referencia a la sostenibilidad y a la explosión demográfica. “Ghost Ship” es un tema experimental que mezcla el soul y el groove en la linea de algunos temas de “Blur” (1997). “Pyongyang” adentrándose de nuevo en terrenos pantanosos como la situación de Corea del Norte. El disco cierra con “Ong Ong” y “Mirrorball”. La primera, una canción sencilla, pero con estribillo pegadizo, sin más pretensiones, ideal para un directo. La segunda, un tema no muy épico para un final de álbum, ya que simplemente se pasea por la reverberación y la percusión pero en un tiempo medio, sin llegar a ningún tipo de clímax. Aún así, te deja con las ganas de más.

Blur han vuelto y siguen siendo ellos mismos, con sus pros y sus contras, pero siempre a la búsqueda de algo nuevo, no escogiendo el camino fácil y tirando de viejos clásicos, sino con la curiosidad del primer día. Incluso llegaron a decir que no seguirían tocando si no había nuevo material, porque no tenía sentido. Gracias a esa reflexión, tenemos entre manos este “The Magic Whip” que podremos además disfrutar en ditecto este verano dentro de su próxima gira europea.

Nota: 8/10

Escúchalo en Spotify

Archivo Música

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Deja un comentario

Publicidad

Juego Gratis del Día

© 2016 Popchild.com. All Rights Reserved.