Publicidad
Inicio » Destacados, Discos, Música » Muse – Drones

Muse – Drones

Muse - DronesEn la vida hay dos tipos de discos. Los que se hacen para que gusten a la primera escucha, con estructuras comerciales que enganchan a la primera como si fuera chicle en la suela del zapato, y los que tienen una estructura enrevesada, que cuestan de enganchar pero que cuando lo hacen, aprecias sus matices y valoras el esfuerzo y la calidad que han depositado en dar a luz dicho trabajo.

En el primero de los casos puede que tras tener esos estribillos en nuestro cerebro durante semanas, terminemos odiando el disco, ya que al final no aporta demasiado. En el segundo, es posible que entre la primera escucha y la segunda pasen días o quizás semanas, pero cuando lo revisemos por segunda vez nos guste algo más, y todavía más a la tercera… Y así hasta que quizás el trabajo se transforme en una obra maestra en nuestra estantería que desentrama todo lo que el artista puede llegar a ofrecer.

Drones, el nuevo álbum de Muse, es del segundo tipo. Tras la primera escucha decepciona. Así, sin paliativos. Temas que parecen inconexos, con rupturas en su estructura complicadas de justificar, una aparente desconexión entre canciones, que parece que no liguen entre ellas y que simplemente sea una colección de temas puestos unos detrás de otros, con unos estribillos muy complicados de ajustar a la voz de Belamy, como en el tema de Revolt, cuyo estribillo tiene una cadencia que recuerda a alguna pop-band de los 90 y que dejará seguro muy picueto al personal.

Pero a la segunda escucha, empieza a sorprender. Los temas empiezan a verse mejor conectados, y el disco sigue un ritmo que conforme avanza, queda cada vez más claro. Las rupturas en su estructura toman mejor forma y el álbum en su conjunto empieza a sonar más a Muse y menos a una banda que imita a Muse. Las canciones no llegan a la calidad de su gran obra maestra, “Black Holes And Revelations”, y de hecho, no superan tampoco a “The Resistance”, pero suponen una luz de esperanza para los fans de siempre de la banda, que tras aquel desastroso “The Second Law” pensábamos que el grupo había perdido el norte y la calidad que siempre les había caracterizado. Los temas siguen sonando consistentes y las guitarras tan empastadas como deben sonar. Sus escalas tan sumamente inspiradas en la música clásica siguen ahí, sorprendiendo y jugando con el bajo de la manera que Muse ha sabido hacer desde siempre.

En conclusión, no os dejéis convencer por una primera escucha que puede ser decepcionante y dad seguro, seguro, una buena oportunidad a un disco que lo merece.

Escúchalo en Spotify

Archivo Música

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Deja un comentario

Publicidad

Juego Gratis del Día

© 2016 Popchild.com. All Rights Reserved.