Publicidad
Inicio » Música, Noticias, Noticias Música » Así vivimos el show secreto de Foo Fighters en Barcelona

Así vivimos el show secreto de Foo Fighters en Barcelona




Con apenas una semana de antelación la emisora de radio M80 y Sony Music Spain anunciaban que Foo Fighters daría un show secreto, y sólo por invitación, el sábado 16 de septiembre en Barcelona. El motivo era celebrar con sus mejores fans el lanzamiento de Concrete and Gold, su última placa sonora que saldría 24 horas antes.

Esta noticia nos tomó a todos por sorpresa, porque la banda ya había cumplido con la única fecha anunciada en España al tocar en la pasada edición del festival Mad Cool en Madrid. Desde el anuncio, las redes sociales se convirtieron en un auténtico pandemónium al ser la principal vía para conseguir invitaciones. Y no era para menos, luego de la cancelación del concierto programado en 2015 debido a los múltiples ataques terroristas en París, la banda liderada por el carismático Dave Grohl tenía 15 años sin pisar la ciudad condal.

Miles de fans compartieron sus fotos y vídeos más creativos para demostrar que merecían formar parte del directo de los de Seattle. También se podía participar a través de un concurso en El País o ser uno de los 50 primeros en comprar el álbum el día del lanzamiento en FNAC.

La expectación estaba al límite, llegó el día, era sábado y nadie sabía aún la locación ni la hora del evento, incluso algunos que se atrevieron a venir de otras ciudades no sabían aún si habían ganado la invitación. Mientras tanto, las redes sociales seguían haciendo lo que mejor saben hacer: alimentar rumores.

De grandes estadios a un sala de mil personas

Pocas horas antes se desveló la locación, la sala BARTS fue la elegida para este show que iba dejando de ser secreto y se iba convirtiendo en histórico. La elección de una sala de “pequeño” formato me hizo pensar que sería una breve y cordial presentación de los temas del disco y nada más. ¡No podía estar más equivocada!.

A las 22 horas, luego de una hora de retraso, el concierto abrió con la potente “I’ll stick around”, tema editado hace 22 años y que forma parte del primer álbum de la banda. Le siguieron “All my life” y “Learn to fly” donde el público en éxtasis absoluto no dejó de cantar ni una palabra. Finalmente llegó el turno de escuchar en directo una de las canciones nuevas: “The sky is a neighborhood”, el cual lleva rondando desde mayo y por eso también fue coreado por una gran multitud.

Como es costumbre, Dave Grohl hizo conexión con el público de forma inmediata. Entre los muchos comentarios que hizo durante la noche, dejó caer que se sentía muy a gusto tocando en una sala pequeña y que no por eso dejarían de ser profesionales y dar un show potente. También dedicó minutos para leer las pancartas que llevaron sus fans y respondió con ese encantador sentido del humor que lo caracteriza.

Ya habían pasado casi dos horas y Foo Fighters seguía dándolo todo. Interpretaron tanto temas del nuevo disco como los hits eternos de sus ocho discos anteriores. A partir de la segunda hora, el que puede considerarse como el mejor frontman del rock actual, iba preguntando “¿quieren otra?, pues sólo una más”, mentira que se alargó por una hora más. Un total de tres horas de show en la que la intensidad siempre fue a más.

Otro momento divertido fue la presentación de la banda, un instante en que cada uno de los miembros realizó breves interpretaciones de canciones de Kiss, Ramones, The Knack e incluso Queen.

La larga noche también dio espacio para cantarle cumpleaños a Sean Cox, el técnico de guitarra de la banda. Inmediatamente después empezaron a tocar “Sean”, tema incluido en el EP del 2015 “Saint Cecilia” y que sólo había sido tocado una vez en directo.

Mi sensación es que en ningún momento los Foo intentaron vendernos su nuevo disco. A pesar de ser una rareza, fue un show auténtico y completo aunque fuese sólo para 1.000 afortunados. Sin duda, una clase magistral de lo que es el rock and roll hoy en día y cómo es darlo todo frente a unos fans que devuelven la misma cantidad de energía que la agrupación les brinda a punta de guitarrazos.

Set list completo:

  1. I’ll Stick Around
  2. All My Life
  3. Learn to Fly
  4. The Sky Is a Neighborhood
  5. La Dee Da
  6. The Pretender
  7. These Days
  8. Rope
  9. Cold Day in the Sun
  10. Congregation
  11. Walk
  12. Dirty Water
  13. My Hero
  14. Skin and Bones
  15. The Line
  16. Sunday Rain
  17. Monkey Wrench
  18. Times Like These
  19. Breakout
  20. This Is a Call
  21. Big Me
  22. Run
  23. Best of You
  24. Sean
  25. Everlong

Para más fotos y vídeos de conciertos, visita mi cuenta de Instagram.

Deja un comentario

© 2017 Popchild.com. All Rights Reserved.