En Misra la complicidad define la forma en la que se suceden los éxitos. Lejos del bullicio de las modas y tendencias efímeras, Phil Waldorf dibuja en su pequeña constelación un mapa que nos permite llegar a un lugar donde hacer y escuchar música cobra verdadero sentido.
Misra Records tiene el don de renovar lo irrenovable explorando lo inexplorado.

Toda una marca de fábrica!!

Artistas Misra:
   - Jenny Toomey
   - Destroyer
   - The Mendoza Line         
   - Summer Hymns
   - Bablicon                   
   - Chris Lee         
   - Volcano the Bear

Misra Records | USA

Visit de english version

No creo que os sorprenda saber que Misra se concibió entre unas cuantas copas durante una tarde de primavera en Nueva York. Tan sólo hicieron falta unos cuantos whiskys para que la gran idea de crear un sello se hiciera realidad. Misra se planteó como un sello enfocado al artista más que a un estilo o una escena en particular, donde el artista pudiera crecer junto al sello y ser tratado individualmente. Con ello estamos intentando crear una sensación de comunidad, donde músicos aparentemente dispares puedan sentirse como en casa y compartir un respeto mutuo hacia diferentes ideas. A primera vista muchos de los artistas involucrados en Misra parecen increíblemente opuestos pero todos tenemos algo en común, amamos la música que crean.

Las dos primeras entregas de Misra surgieron por mi admiración a unos amigos músicos. Antes de trasladarme a Nueva York vivía en Athens, GA, una pequeña comunidad bien avenida y universitaria del sur. Muchos de mis amigos de Athens estaban de una manera u otra involucrados artísticamente, unos en la música, otros en la pintura, haciendo cine, escribiendo, en la danza o en otras formas de expresión artística. Uno de ellos, Jeremy Barnes, me regaló como despedida una maqueta de su grupo. âl creyó en que si a mí me gustaba (él tenía plena confianza en mi gusto musical), que entonces su música iba bien encaminada. Jeremy se fue a vivir a Europa y yo a Nueva York. Su cassette se convirtió en mi banda sonora durante los primeros meses de mi nueva vida en mi nueva ciudad.

Mientras vivía en Athens tuve un compañero de piso durante unos cuantos años llamado Zachary Gresham. Zachary poseía un gran talento componiendo canciones. Unos meses antes de mi marcha a Nueva York, el y su nuevo grupo, Summer Hymns, empezaron a sonar de una forma mágica. Eran canciones que escuché, literalmente, cientos y cientos de veces ya que Zachary las grababa y remezclaba en casa. Durante el tiempo que viví allí, la música de Summer Hymns se convirtió en mi día a día.

Desde el momento en que el sello pasó de ser un concepto a una realidad tuve muy claro que música y músicos iba a editar. El cassette de Jeremy se convirtió en el primer álbum de Bablicon "In a Differnt City" y preguntarle a Zachary si podía editar el primer álbum de Summer Hymns era más que evidente, considerando que su música ya forma parte de mi vida.

Chris Lee fue el primer artista con el que me relacioné sin conocerlo anteriormente. Mi amigo Adam me llevó a un concierto en un inverosímil loft de Brooklyn donde Chris formaba parte de un improvisado grupo de músicos. Chris tocó solo, con tan sólo una guitarra eléctrica, tocando melodías de blues, mezcladas con algunas versiones (Missisipi John hurt, Tim Buckley) y algunos de sus más increíbles temas. Sus canciones me cautivaron desde un primer momento, cosa que no me sucede muy a menudo. Rápidamente me puse en contacto con Chris y decidimos, de mutuo acuerdo, que debíamos grabar un disco. Grabado con Steve Shelley (Sonic Youth), el disco de Chris contiene ocho gemas del pop que rozan la mismísima perfección.

Misra también editó un álbum del cuarteto surrealista inglés Volcano de Bear.Su álbum "The One Burned Ma" es una brillante y bizarre colección de grabaciones "home-made" entre 1996 y el 2000.

Desde entonces Misra ha editado nuevos álbumes de The Mendoza Line y Destroyer, al igual quenuevas grabaciones de Bablicony Summer Hymns. Durante el otoño de 2001, Misra editará el primer álbum en solitario de Jenny Toomey. Este álbum titulado "Antidote" es el proyecto más dulce que ha realizado. Le acompañan componentes de Lambchop, Ida y demás. Jenny fue componente de Tsunami, Grenadine, Liquorice y copropietaria de uno de los ellos indie más importantes del momento, Simple Machines. "Antidote" es un extraordinario doble cd de pura sofisticación pop. Y para más adelante: el nuevo larga duración de The Mendoza Line (también su mejor trabajo hasta la fecha) y con un poco de suerte más cosas de algunos de los grupos de los que estáis leyendo aquí.

Por: Phil Waldorf | Misra

Jenny Toomey

Destroyer

Summer Hymns

Bablicon

 

Jenny Toomey | "Antidote" | Misra | 2001

Antes de hablaros de esta fascinante joya que ha publicado Misra Records es necesaria una pequeña introducción sobre la carrera de esta gran artista llamada Jenny Toomey.

Fue la guitarrista cantante y compositora de Licorice, Grenadine y Tsunami. Esta última banda publicó cuatro álbumes y más de una docena de 7 pulgadas en el corto espacio de seis años. Ella, junto a Kristin Thomson (segunda guitarrista de Tsunami) y bajo la imprenta (do it yourself) de su propio sello Simple Machines dieron a luz más de 70 entregas de diferentes bandas y proyectos propios, distribuyendo a su vez cientos de copias en los años 90.

Actualmente es directora ejecutiva de Future Music Coalition (organización dedicada a proteger los derechos de autor de los artistas que divulgan su música en este complicado mundo de las nuevas tecnologías). Sobre esta actividad podréis encontrar información en la página de futureofmusic.org o leer sus entrevistas para Spin, Billboard, Wire, New York Times o en la misma CNN. Pero mejor dejemos a un lado todo esto y demos paso a lo que es su presente disco en solitario después de aquel maravilloso "A Brilliant Mistake" de Tsunami en 1997.

"Antidote", nombre con el que bautiza esta obra maestra no tiene nada que ver con los discos más punk-rock que conocíamos anteriormente de Jenny Toomey. Como dice Misra no es un disco de Rock, tampoco es un disco político, ni post-feminista. Es simplemente un post-no-tener-nada-que-demostrar-a-nadie. Y eso es lo que lo hace tan exquisito.

Este elegante y cuidado digipack alberga dos cds que son el fruto de dos sesiones de grabación efectuadas en dos ciudades estadounidenses, Chicago y Nashville. Los dos cds guardan un paralelismo en cuanto a calidad interpretativa y cuidada producción, pero cada uno disfruta de personalidad propia y carácter único.

(Disco 1) Chicago

Este primer disco Grabado por David Trumfio (PulsrX) cuenta con la colaboración de músicos tan respetables como son el bajista / cellista Amy Domingues, el batería Trip Grey, el guitarrista de licorice Dan Littleton (más conocido por su labor en Ida), el líder de Aluminum Group John Navin, el violinista Andrew Bird y la reconocida cantautora Edith Frost. Colaboraciones de lujo para un disco impecable en su totalidad.

(Disco 2) Nashville

Este segundo disco todavía indaga más en el arte de sumergirnos en dulces y elevadas atmósferas emocionales. Jenny, Amy y Kevin vuelven con orquestaciones de ensueño a cargo del violinista Jean Cook, mezclado por Mark Nevers (quien grabó a una multitud de artistas que van desde Lean Rimes hasta Vic Chestnutt) y media docena de músicos de la inclasificable banda de Nashvile Lambshop.

Jenny Toomey da un paso más en su excepcional y fructífera carrera, encerrando dos perlas en una misma ostra: dulzura y feminidad en un mar de sonidos del cual es imposible no dejarse arrastrar. Imprescindible en toda buena colección.

Por: markus@popchild.com

 

 

Bablicon | "A flat inside a fog, the cat that was a dog" | Misra | 2001

Bablicon | "The orange tapered moon" | Misra | 2000

La seriedad se lleva en el alma, o no se lleva. Bablicon es un trío de Chicago en el que confluyen influencias del jazz, del post-rock, de la electrónica y de la música contemporánea. ¿Suena grave? ¿Suena a "oh, no, Dios, líbranos porfa de otro Isotope 217"? Calma. Sus componentes son Dave McDonald (saxo, clarinete, trombón, percusiones), Griffin Rodríguez (bajo, piano) y Jeremy Barnes (batería, teclados), pero, cuando tocan juntos en Bablicon, se convierten respectivamente en The Disminisher, Blue HawaĽ y Marta (sí) Tannae. Y, además de tener la costumbre de tocar todos varios instrumentos en cada tema, le van añadiendo a la música resultante cosas del tipo "alien organ transmitter", que ellos sabrán lo que es, o graban el ruido del tren que pasaba por ahí justo en ese precioso instante, o cantan lo primero que se les ocurre. Vaya: que de circunspección traen muy poca. Y de cachondeo sí se llevan bastante. Y, entre una cosa y otra, han firmado ya tres discos que, si no son más raros que ellos, pues casi.

Publicaron su primer LP en 1999. Era "The different city", que tuvo el honor de ser calificado como el peor disco de la historia por el Melody Maker. La revista inglesa, se sabe, acabó muriendo. Bablicon prosiguieron sus andanzas. Estuvieron de gira y luego se pusieron a grabar "The orange tapered moon", 36 minutos, bastante intensidad y mucha, mucha insolencia. La cosa empieza cantada, en algo que igual es lo más parecido a un hit que les podía salir ("Sitcom)(Bucktown") (sí, son ellos los que ponen los paréntesis del revés) (y los que ponen sonidos de marcianitos en medio de un tema pseudo-free-jazz, también son ellos) (y cara de Stravinski justo antes de ponerse en plan jazz new thing, ¿quién?, Bablicon) (los que navegan un rato por las aguas psicodélicas donde, por ejemplo, flotan también Maher Shalal Hash Baz, pero en plan torpedo, ¿quién son? ¿hay que insistir? pues ellos). Rematan la cosa con la más directa "An orange pumpkin glowing moon ensemble", que es el momento en el que se puede afirmar ya que sí, que la versatilidad de la batería de Barnes (que también toca en Neutral Milk Hotel) es uno de los grandes encantos del grupo. Y que consiguieron con "The orange tapered moon", en definitiva, el disco que hubieran hecho TrumanŇs Water si hubieran sido familia de algún ex miembro de Tortoise sin saberlo.

Pero, tras ello, la vida continuaba. Y la vida de un grupo arriesgado nunca es sencilla. Llegó así Bablicon a "A flat inside a fog, the cat that was a dog". Es el presunto disco de la templanza, rico y extenso, de estructura y composición más premeditada que nunca. Pensado como un disco doble, se divide en dos partes, que vienen a ser: la menos salvaje y la más Bablicon. Es decir, primero, "The cat that was a dog", seis temas relativamente poco maltratados que deambulan entre melancolía al piano y ritmos sibilinos, siempre sometidos a cierto sacudimiento jazz caprichoso, que de repente se animan con cadencia arabizante y luego vuelven al calor de la suavidad electrónica como si nadie hubiera notado nada. Después, "A flat inside a fog", donde la informalidad se mezcla ya con la barbarie, sin problemas. Pasa ahí más o menos de todo: improvisación live con gritos y canturreo, musiquilla de imitación de banda sonora para acompañar un drama japonés mudo de los años 20, así como un especie de momento de recogimiento en torno a una percusión con toques industriales a la que se suma un requiebro de pato degollado, o semejante. En definitiva, "A flat inside a fog, the cat that was a dog" es probablemente lo mejor que han hecho Bablicon por ahora. Extraño, tendiendo oblicuamente a extraordinario.

Por: gloria@popchild.com

"A flat inside a fog, the cat that was a dog"

" Travelling"

 

"The orange tapered moon"

"Mustacho"

 

"The different city"

" Rhinoceros"

Summer Hymns | "Voice Brother and Sister" | Misra | 2000

Las primeras veces que escuchas el disco de Summer Hymms piensas que es un grupo totalmente inclasificable, que seria inútil intentar enumerar todas las referencias que acuden a tu cabeza cada vez que lo escuchas y es que cada vez que suena en tu cadena te sorprende con algo que habías pasado por alto anteriormente. Bajo el envoltorio de unos arreglos galácticos que incluyen samplers, farfisas, órgano hammond, diferentes teclados, violines, cellos y un largo etc..., se esconden unas fantásticas canciones que se empapan de un "clásico" - entre comillas - Country rock y Folk rock (por algo esta grabado en Nashville y eso se tiene que notar).

Pero no por eso los podemos encuadrar dentro de los nuevos revisionistas del Country, por que ellos van mas allá con unos arreglos arriesgados que se mueven entre locuras psicodélicas y sinfonismo rock (y esto no es un insulto).

En total quince cortes, aunque el primero ni siquiera está numerado, entre los que se incluyen cuatro pequeñas "Suites" instrumentales, con una duración entre los quince segundos y el minuto y medio que recuerdan a las realizadas por Mercury Rev en el celebrado Deserter's Songs".

Por: manel@popchild.com

 

 

Summer Hymns | "A Celebratory Arm Gesture" | Misra | 2001

Esta es la joya de la corona. Como dije en mis breves del issue #10, este segundo disco de Summer Hymns debes poseerlo, amarlo y cuidarlo hasta que la muerte os separe.

Por: markus@popchild.com

"Voice Brother and Sister"

" Knock Louder"

 

"A Celebratory Arm Gesture"

" Everything At Best"

 

The Mendoza Line | "We're All in This Alone" | Misra | 2001

Con canciones que inspiran al corazón, The Mendoza Line son un bonito regalo para los sentimientos. Pop lo-fi, sencillo, delicado, ensoñador, en el que se combinan coros, voces masculinas (Timothy Brady) y femeninas (Shanon McArdle), con guitarras como protagonistas, pero sin despreciar suaves teclados. En "We're All in This Alone", último trabajo de este grupo procedente de Georgia (USA), escuchas temas que pueden hacerte soñar con un amanecer ("you singled me out"), ilusionarte ante un mañana ("all heart, no eyes") o saltar, simplemente saltar ("i hope that you remember to forget"). Música y letras con cierto aire intimista que provocan un modo de querer ver la vida desde un prisma en el que no todo duele. How's good!

Por: alfonso@popchild.com

"We're All in This Alone"

" Yoko's In the Band"

 

Chris Lee | "Chris Lee" | Misra | 2001

Otro acierto de Misra: el debut de Chris Lee, un cantautor norteamericano que se convierte en una de las sorpresas más agradables de las últimas temporadas. Con ayuda a la producción de Steve Shelley de Sonic Youth, Chris Lee nos entrega un disco fantástico donde el soul y el pop se unen de manera natural, sin sobresaltos, recordando tanto a Alex Chilton como a los Afghan Whigs de Greg Dulli de la época de "Turn Of The Water" y donde la voz de Chris, que recuerda en muchos momentos a la del genial Jeff Buckley, contiene una paleta de registros prácticamente inacabable, proporcionando al disco una variedad que no deja grietas por donde colarse momentos de dispersión o bajones creativos. Música para alimentar el alma, en la cual la única pega que se le puede achacar es su corto minutaje, apenas treinta y dos minutos, que te dejan un tanto insatisfecho y con la sensación de querer más, mucho más.

Por: manel@popchild.com

"Chris Lee"

" The Art of Self- Destruction"

Destroyer | "Streethawk: A seduction" | Misra | 2001

(Artículo publicado en popchild en marzo de 2001)

El nuevo disco de Destroyer es una colección de canciones pop atemporales, que en una década sólo ocurre de vez en cuando. Es lo más parecido a Bowie, Syd Barrett, Eno o The Smiths, y para dar un ejemplo más actual, los podríamos comparar con Pavement o David Berman. David Bejar, voz, guitarra acústica y eléctrica, piano y percusión, tiene mucho, pero que mucho talento y lo refleja en la brillantez de sus textos, en su poesía, vehículo que le permite canalizar toda esa creatividad. Bejar formó Destroyer en la ciudad de Vancuver en el año 1995, como un proyecto en solitario. Su primer álbum, "We'll Build Them a Golden Bridge", nos trae recuerdos de las primeras grabaciones lo-fi de Pavement o el mágico ambiente de los discos de Smog. En 1998, Bejar incorpora una sección rítmica y se aventura en la grabación de "City of Daughters", primeras grabaciones en un estudio profesional. El año 2000 nos trajo "Thief", también grabado en Vancuver y ya con una formación más sólida, el cual los consolida como banda de culto y atrae la atención de un gran número fans incondicionales. Y ya para colmar el éxito de su carrera, a finales de 2000, David Bejar da un paso de gigante en su afición, grabando en los estudios JC/DC de Vancuver este maravilloso homenaje al neopop-barroco junto a John Collins (New Pornographers, Evaporators), Scott Morgan (Loscil), Stephen Wood y Jason Zumpano (Zumpano): "Streethawk: A seduction". Es la renovación del pop más clásico; es simplemente la mejor manera de decir el "pop sigue vivo y por mucho tiempo". Release date: 26 de abril en Misra rec.

Por: markus@popchild.com

"Streethawk: A seduction"

" The Sublimation Hour"

Todos los mp3 por gentileza de Misra Records.