Film

Pure | Gillies MacKinnon | R. Unido | 2003

Pure es pureza, inocencia. Son dos características atribuidas a un niño. Personas que viven con nosotros y que tienen una capacidad asombrosa para absorber todo lo que les rodea. Tanto lo bueno, como...lo malo.
Paul es un niño de 10 años que vive con su madre drogadicta y su hermano pequeño en un barrio marginal del East End londinense. Tras la muerte de su padre cuando él apenas contaba con cuatro años de edad, su madre ya empezó a caer en un profundo agujero, oscuro y sórdido llamado heroína.
Pero Paul tiene una madurez insólita para su corta edad y trata por todos los medios rescatar a su madre hasta puntos realmente heróicos.
Comienza el filme con una imagen espeluznante donde Paul le prepara una jeringuilla a su madre para “desayunar” y así poder ésta levantarse e ir a trabajar. Lo que su madre llama “mi medicina” no es más que heroína y Paul en el fondo lo sabe.
Es a raíz de la muerte de una amiga que poco a poco irá reaccionando para poder tomar una medida radical.

El joven actor Harry Eden interpreta magistralmente el papel de Paul. La fuerza de su interpretación es absoluta llevando él todo el peso del argumento.
Le secundan: Molly Parker, David Wenham ("El Señor de los anillos") y Kira Knightley ("Piratas del Caribe"). Una vez más 100.000 Retinas ha sabido escoger entre un conjunto de largometrajes sencillos, sin pretensiones y con un profundo significado. Sus ciclos son cada vez más interesantes y su público..cada vez más numeroso.

Por: sushi_su  


© 2000-2018. All rights reserved. Popchild.com