pop

Belle and Sebastian | "Dear Catastrophe Waitress" | Rough Trade | Sinnamon Records | 2003

Belle and Sebastian es una banda tan prolífica como numerosa, si se tiene en cuenta la cantidad de álbumes – trece, entre epés y largos – que los de Glasgow tienen en su haber desde su primer trabajo, “Tigermilk”, lanzado al mercado en el todavía reciente 1996.
“Dear Catastrophe Waitress” significa el inicio de una nueva etapa para los escoceses, ahora en la discográfica Rough Trade después de finalizar su andadura con Jeepster. Y sin duda es un buen comienzo, porque se trata de su disco más redondo y equilibrado desde “If You’re Feeling Sinister” (1996).

Belle and Sebastian son, o han sido, una banda de singles. Prueba de ello son la cantidad de epés que tienen publicados, ya que ¿qué son los epés sino singles independientes que no son parte de un todo sino el todo en sí mismos? Se supone que el single es un corte que destaca especialmente en un elepé, o que se lo hace destacar por motivos comerciales, y de hecho, la fórmula de los epés de Belle and Sebastian es limitar a una o dos canciones el material superfluo – las canciones que no son singles –.
El problema quizá esté en qué en los largos, en los que no se prescinde de este material superfluo, los temas vulgares son demasiados. Es decir, que en los elepés hay muy pocos singles en relación al número de temas mediocres.
Sin embargo, esto no sucede en “Dear Catastrophe Waitress”. No es que todos los temas sean excelentes, pero la proporción entre las canciones que recordaremos y las que no después de tener el disco criando polvo en el estante durante un tiempo x es más equilibrada que en otras ocasiones.
Destacan, como no, el single, ‘Step Into My Office, Baby’, el fantástico tema que da título al disco, ‘Dear Catastrophe Waitress´, ‘If You Find Yourself Caught In Love’ (si se tiene la paciencia suficiente como para soportar la introducción al piano), o ‘Roy Walker’.
Temas todos ellos que mantienen la línea característica de Belle and Sebastian: calidad vocal e instrumental siempre apostando por melodías inofensivas pero deliciosas, con un tono más o menos optimista, según la ocasión.
Pero entre estos cortes más perdurables en la memoria, además cabe señalar algún que otro intento para explorar otros estilos. Es el caso de ‘If She Wants Me’, con un ligero aire a Barry White, o del magnífico ‘You Don’t Send Me’, con un toque sesentero con el que, por otro lado, ya experimentaron en ‘Legal Man’. Pero sobretodo es el caso del genial y oscuro ‘Stay Loose’, un tema que recuerda a la new wave de finales de los setenta y principios de los ochenta, a mucha distancia de las influencias que hasta ahora Belle and Sebastian lucían como credenciales. Tema que desde su posición, cerrando el álbum, abre nuevas expectativas respecto lo que serán los de Glasgow a partir de ahora.


“Dear Catastrophe Waitress”






Por: Marta Salicrú  


© 2000-2023. All rights reserved. Popchild.com