Arte y Literatura

Alack Sinner
José Muñoz y Carlos Sampayo, Planeta de Agostini (BD Cl?sicos)

A razón de un volumen cada dos meses, el sello Planeta de Agostini Comics viene (re editando las distintas historias que a lo largo de casi treinta años los argentinos José Muñoz, dibujante, y Carlos Sampayo, guionista, han dedicado a su personaje más conocido: Alack Sinner. Detective privado, taxista, hombre arrastrado por la espiral de acontecimientos que van dando forma a una vida. Desde finales de los años setenta y durante el boom nacional de las revistas de cómic en los ochenta, Alack Sinner y sus autores fueron presencia habitual sobre todo en Tótem/Calibre 38 y El Víbora. Durante esta misma década aparecieron en formato libro algunos de los trabajos conjuntos de Muñoz y Sampayo, pero ha sido en Francia donde su obra ha sido mejor editada. De ahí que esta versión española aparezca dentro de la colección de cómic francés (BD) de Planeta de Agostini.

Alack Sinner es un fumador compulsivo enfundado en larga gabardina. Es hijo de la novela y el cine negros. Su aspecto físico y algunos rasgos de su personalidad lo emparientan con otro personaje de historieta celebérrimo en los Estados Unidos: el John Constantine creado por Alan Moore. Las primeras historias de la serie están más apegadas al género negro. Progresivamente, las intrigas policiales van perdiendo importancia para dar paso a un mayor tratamiento de problemáticas políticas y sociales en el entorno en que vive el personaje principal, que se transforma en muchos relatos en un espectador de lo que sucede a su alrededor. Entre el escepticismo y el pesimismo radical, Alack Sinner habita un mundo hecho pedazos del que sólo le rescatan imprevistos fogonazos de felicidad surgidos de la amistad y el amor. Sus amigos, sus amantes y el tapiz de relaciones personales de Alack Sinner acaban transformándose en los verdaderos protagonistas de la serie. Explicaba Muñoz, citando a Sánchez Ferlosio, en la última edición del Saló del Còmic de Barcelona, que la mayoría de asuntos que mantienen preocupados a los seres humanos son en realidad tonterías sobredimensionadas que despistan y dispersan al individuo de su verdadera vida interior. En cierto modo, la serie es una radiografía de la vida anímica de Alack Sinner.

Muñoz y Sampayo se han encargado de revisar y corregir el material, editado por Jaime Rodríguez. Si bien la relación calidad-precio es difícilmente mejorable, cabe lamentar que no se escogiese un papel de mayor calidad. Las grandes masas de tinta negra contrastadas a menudo con amplias zonas en blanco, un rasgo característico del estilo de Muñoz, provocan en demasiadas ocasiones páginas en las que se intuye lo impreso al reverso, fantasmas. Esperemos que ésta sea la primera de una serie de nuevas ediciones estatales de la obra de Muñoz y Sampayo y que en las próximas se respete en la medida en que se lo merece el arte de unos clásicos, y por lo tanto siempre vigentes, de la historieta mundial.







Por: Anton Not  


© 2000-2022. All rights reserved. Popchild.com