Publicidad





 
 

Arte y Literatura

Johnny Cash Man in Black
Mito y Persona

Parece que este es el año Johnny Cash. Por un lado Acuarela Libros acaba de publicar recientemente “Johnny Cash. Man In Black”, su autobiografía de 1975, que se ha convertido en uno de los libros más vendidos de la historia de la música, y por otro, se ha lanzado el d.v.d de “Walk The Line” (En la cuerda floja), película que repasa los primeros años de su carrera.

El libro trata de modo muy personal situaciones como la muerte de su hermano, los primeros años de su vida en Arkansas, la tormentosa relación con su padre, pasando por los estudios Sun de Memphis, donde coincidió con Elvis, Jerry Lee Lewis y Carl Perkins, sus problemas con las drogas, y su historia de amor con la también cantante de country June Carter, con quien finalmente acabó casándose.

El film de James Mangold (“Inocencia interrumpida”), magistralmente interpretado por Joaquin Phoenix que da vida a Cash y Reese Witherspoon, ganadora del Óscar por su interpretación, finaliza en ese episodio. Pero la biografía de Johnny Cash va más allá de los ciento treinta y seis minutos de metraje, y es que el libro da más de sí explicando de manera real los acontecimientos de su vida, además de estar narrado en primera persona, por lo que nos acercamos de modo directo al lado humano de esta leyenda.

”Man in black” nos narra otros momentos de su vida que en la película aparecen muy por encima, aunque el director de “Walk The Line” haya querido acercarse lo máximo posible a esta publicación editada hace veinte años. Así la grabación de sus discos en la cárcel y el apoyo hacia varios artistas como Kris Kristofferson o Charley Pride a través de su programa de televisión, apenas aparecen reflejados.

El "Hombre de Negro" trata de desnudar su alma a través del papel, demostrando una vez más ser un espíritu oscuro y contradictorio a lo largo de un camino de redención, pero a la vez un genio que ha conseguido que la historia de la música lo haya relegado a mito.

Algunos detalles de esta humanización de Johnny Cash, se suceden con anécdotas como la de su nombre, siendo JR para los amigos, John para sus compañeros y Johnny para los fans, confesando que el nombre de “Cash” lo escogió su eposa June para mencionar el lado más ególatra y de súper estrella del artista, ser humano y genio musical a la vez. Es gracias a estas como se entiende su atormentado mundo interior lidiando batallas contra los recuerdos, las presiones y buscando el equilibrio, a través de la cuerda floja. Otros detalles del lado humano de Cash, son sus escarceos con las anfetaminas y la coca y el hecho de haber sufrido dos accidentes que casi acaban con su vida.

Por otro lado, y sobretodo dado a las propias circunstancias de su vida, Cash siempre apoyó a los presos que se encontraban en las cárceles y fue uno de los primeros en oponerse a la guerra del Vietnam.

“Man In Black” no es la biografía completa de Cash, se entiende, sino un repaso a sus primeros cuarenta años, años en los que incluso tuvo que retirarse un tiempo a descansar y reponerse de la ajetreada vida del músico y sus problemas con los estupefactos, mientras June permanecía a su lado. El músico fallece a la edad de sententa y un años el 12 de Septiembre de 2003, justo después de su esposa, fallecida cuatro meses antes, se iba uno de los grandes, un mito, una leyenda, pero un ser humano al fin y al cabo. No encontramos en esta biografía sus últimos treinta años en los que vivió a caballo entre Tennessee, Florida, y Jamaica, reeditó algunos de sus álbumes y publicó algunos recopilatorios, pero nos quedamos con la esencia del personaje.

Es “Man In Black” por lo tanto, la verdadera historia de Johnny Cash, narrada por él mismo, “Este libro te hablará de cómo pueden ser de prodigiosas las cosas a veces... Descubrirás cómo he caído y cómo me he levantado de nuevo otra vez gracias al amor por Dios y a su perdón... Te prometo que revelaré los acontecimientos de mi vida tan claramente y honestamente como sé. He incluido mis fallos y mis errores, así como el tiempo batallado para superarlos”, tan solo con esta lectura nos adentramos en el espíritu norteamericano sureño, el de la creencia ferviente en Dios, en aquella época en que hacer música rock era prácticamente un pecado.

Por: Joan Sánchez  


  © 2000-2011. All rights reserved. Popchild.com