Folk-pop-duermevela

Grizzly Bear | "Yellow House" | Warp | Import | 2006

Procedentes del sello Warp con un estilo que podríamos definir como folk triste, llega Grizzly Bear, quizás una de las mejores bandas norteamericanas del momento, que mezcla a la perfección las atmósferas densas e intimistas con el pop melódico y las armonías sutiles, contando tan solo con elementos como guitarras acústicas y arreglos de voces a la hora de componer sus canciones.

Arropados por un manto tejido a base de sonidos profundos, sencillez detallista y psicodelia sesentera, Edward Droste, líder de la banda, y los suyos, consiguen introducirnos en su burbuja de placidez y sosiego, al que se suman instrumentos de viento, percusión y algunas bases electrónicas. Su sonido los acerca a formaciones como Animal Collective o Devendra Banhart, aunque distan de estos por su serenidad casi espiritual y cierto escapismo plagado de una magia que los sitúa próximos a figuras como Brian Wilson.

Sus temas contienen a partes iguales cierta furia contenida que despega en algunos de sus estribillos y riffs de guitarra, para aderezarlos con momentos que se deslizan suavemente, que sumados dan como resultado un engranaje sólido y omnipresente que se repite a lo largo de todo el disco y que llega a instantes álgidos en piezas como "Easier" que abre el disco con unos susurrantes coros, potente batería, flauta y la voz de Droste en primer plano, "Lullabye", quizás uno de los temas clave del disco, plagado de guitarras discordantes que deambulan de un lado para otro en una sinfonía casi caricaturesca, o "Plans" otro tema que reluce por su complejidad estructural y algunos efectos electrónicos.

Otras gemas que podemos encontrar en este "Yellow House" son canciones como "Knife" o "Central Remote" que se mueven en un sentido más tradicionalista, ampliando su regitro en piezas como "Little Brother", mucho más dinámica e inmediata o "Marla" que roza casi el vals, ya que fue que fue escrita por la tía de Droste en los años 30.

Con estas permisas está claro que estamos situados ante una de las mejores propuestas en cuanto a calidad compositiva se refiere de los últimos meses y quizás de los últimos años, ahora tan solo hay que detenerse un momento y disfrutar de lo que la banda de Brooklyn nos tiene preparado ahora y en el futuro.



Grizzly Bear - "The Knife" a capella


“Yellow House”

“Grizzly Bear - On a Neck, on a Spit”





Por: Sandra  


© 2000-2018. All rights reserved. Popchild.com