Pop

Eels | "Shootenanny!" | Dreamwords Records | | 2003

E,e,l,s....o anguilas de buen pop- rock enfermizo con dibujos de folk.
E o textos ácidos, con ironía y una añadida brillantez que trazan más de una sonrisa a lo largo de su escucha... aunque cuente cosas tristes o trágicas.

Mr E siempre ha hecho discos tristes, para que negarlo, pero ha sabido empaparlos de un positivismo notable, que acariciando el sarcasmo lo ha hecho digerible, incluso para una discográfica como Dreamworks (discográfica que les acompañó en sus primeros pasos en el mundo de la edición discográfica).
Preciosas melodías, efectos marcianos y experimentales y una solicitada simplicidad, le abalan y como no, perduran en ésta, su última entrega discográfica.
Sorprendentemente positiva, por otra parte, en contradicción al luto discreto de la portada. Sigue siendo ácido, melancólico, y porqué no, hasta malo... pero en sus textos se deja entrever algo de luz que se ve guiada por un instrumentalismo más limpio, nítido, menos oscuro.
Nos niega su pasado áspero del "souljacker", aunque se le note a ratos, tampoco vuelve al "daisies of the galaxy", ni suigue linealmente las líneas de su "electro shock blues".. Mr E se cansa y cambia de rumbo, no va mucho más lejos pero siempre acaba por lo menos a tres calles de dónde nos había cantado la última canción.
Y es que siempre ha habido visionarios...Pocos son los que quedan.

Y este caso no es para menos, pese a sus fobias, raros pensamientos y demás, ha sabido regalarnos otro disco de más que correcta factura en el que entran en conflicto todos sus discos anteriores; para crear un híbrido tal vez más favorecido y mayor pero de una huella inimitable.
En "shootenanny" hay tiempo para todo, para temas lentos, más rápidos, pero sobre todo para que sus melodías se nos peguen a la suela de las zapatillas y no nos dejen soltarlas hasta que llegue la hora de dormir( o ni siquiera). Destacado fabricante de ellas, las ejecuta con raspada voz mientras se regocija en lo mísero de lo banal o lo profundo...
Las guitarras buscan la armonía más que nunca, los arreglos siguen sorprendiendo, y el sonido en general, sigue siendo igual de dulce y potente que en sus primeras entregas.
Las canciones: corretean junto a la lucidez aunque también se codean con sus recursos...es lo que tiene haber creado cinco discos más o menos innovadores.
Y cómo no, la sensación de querer más canciones de bella factura al final del disco...

Eels y "shotenanny!": Anguilas en plato redondo que devorar en compañía del señor E una tarde de verano...para reír junto a él más tarde... y cantar esperando a que se vuelva a marchar tres calles más arriba.
Le volveremos a ver pronto... seguro.


“Shootenanny!”






Por: SergioM  


© 2000-2018. All rights reserved. Popchild.com