Folk

Natalie Merchant | "The House Carpenter's Daughter" | Myth America | | 2003

Es una lástima y ojalá me equivoque, pero mucho me temo que por la propia idiosincrasia que envuelve la concepción de este disco haga que pase totalmente desapercibido ante el público. Un álbum que desprende tanto amor y respeto por todos sus surcos merecería mejor suerte.
Nacido del amor y respeto que profesa Natalie Merchant por un repertorio que es parte viva de la historia de la música popular, se convierte en un ejercicio ejemplar de lo que tiene que ser una exploración de arqueología musical de un pasado, que si lo piensas bien, no es tan lejano.

Con un título tan explícito como The House Carpenter’s Daughter (a Collection of Tradicional & Contemporay Folk Music), Natalie se sumerge en el pasado y recupera diferentes temas de grupos de folk, algunos ya olvidados de la memoria colectiva como: “Sally Ann” de The Horseflies, “Which Side Are You On?" de Florence Reece, “Crazy Man Michael” de Fairport Convention” y “Bury Me Under The Weeping Willow” de The Carter Family.
Y rescata del olvido canciones tradicionales sin autores conocidos que han ido pasando de generación en generación sobreviviendo al paso del tiempo.
Acompañando su dulce voz de trovadora de otro tiempo con banjo, violín, lap steel y acordeón las canciones tradicionales abarcan historias trágicas de furia y lucha en tiempos difíciles (“House Carpenter”, “Owensboro”); murder ballads (“Diver Boy”) una maravillosa y escalofriante canción que eriza el bello de todo el cuerpo y por la que Nick Cave mataría sin dudar; himnos protestantes de la dura época de la colonización del oeste en el siglo dieciocho (“Weeping Pilgrim”) y canciones infantiles (“Soldier, Soldier”).

Con unos arreglos sencillos y respetuosos que no traicionan el espíritu de las canciones Natalie pone de manifiesto la contemporaneidad y vigencia de la música popular. Y del mismo modo en que ella lo hace, yo también me pregunto: ¿Cuántas bellas canciones se habrán perdido para siempre en el olvido con el paso del tiempo?

Como ya he dicho al principio en este disco hay mucho amor, amor que lo convierte en una maravillosa joya atemporal.


“The House Carpenter's Daughter”






Por: manel  


© 2000-2018. All rights reserved. Popchild.com