Electro-pop

La Monja Enana | "Un cadaver que abre un ojo" | Elefant Records | | 2002

Año tres mil, galaxia Andrómeda, en el infinito se disipa la silueta de una nave (¿de plástico?) pilotada por la tripulación Enana, formada por Ana y Juan. No, no estamos soñando, estamos inmersos en el universo mágico de estos chicos de Madrid. Un mundo paralelo al real, casi cinéfilo, que se acerca más bien a aquellas películas de ficción de serie B de los sesenta, que a una posible futura realidad.

Para que ello conste, he aquí Un cadáver que abre un ojo, trabajo que contiene las rarezas de este curioso dúo, tras colaborar en el proyecto paralelo capitaneado por Aviador Dro, en el que también formaban parte los chicos de L-Kan, Que mutada!, editado este mismo año ya pasado. Y dejando claras las directrices de sus preferencias musicales: el electro-pop ochentero de tintes surrealistas.

Con cinco temas, entre los que destacan Me enamoré de un robot, que formaba parte ya de su single La Monja Enana, en el que se cuenta la satisfactoria relación entre una persona de carne y hueso y un androide de metal. O Números, que narra las experiencias de una oficinista futura.

Todo envuelto en un halo deliciosamente divertido, que nos trasporta hacia parámetros insospechados del pop, en su vertiente más electrónica. Quizás sea debido a ello que hayan conseguido cosechar tantos éxitos en nuestro país, como en el extranjero. Porque su secreto radica en el arte de divertirse y hacer divertir, canalizando todo ello a través de la música.


“Un cadaver que abre un ojo”






Por: Sandra  


© 2000-2018. All rights reserved. Popchild.com